BEATRIZ ARROYO

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

En el proyecto se difumina la sensación del dentro – fuera abriendo el edificio en abanico y aterrazándolo para alcanzar las vistas de toda la zona. Se pretende solucionar el programa planteado ocupando la menor superficie de solar posible cediendo así la superficie no consumida al ciudadano en forma de espacio exterior.
Dado lo escarpado del terreno se ha optado por ocupar la parte menos abrupta del mismo que además se convertirá en la zona más visible una vez se haya construido el puente y la nueva carretera. Los grandes muros propios de este tipo de construcción sirven para aislarlos térmicamente y los huecos a sur son muy profundos a fin de conseguir una adecuada protección solar.
Aprovechando el buen clima de la isla se abren todas las salas hacia el exterior y se crean espacios abiertos de gran calidad como el auditorio al aire libre. La única cubierta que no se utiliza como plaza es la del auditorio que servirá para instalar una gran superficie fotovoltaica.
-Tipo: Universidad. Concurso
-Lugar: Sevilla
-Superficie: 35.000 m2
-Fecha: 2011
LH14 arquitectos